miércoles, 4 de mayo de 2016

La incoherencia del fútbol. Formatos y reglamentos puestos en evidencia.


Foto / uefa.com
Como apuntaba ayer, quería comentar más cosas sobre este sistema de competición que llevo criticando desde tiempos de Louis Van Gaal, cuando Cuper a golpe de cerrojazo, conseguía eliminarnos y la mayor parte de equipos - como el Real Madrid de Del Bosque - tenía éxito a golpe de cerrojazo.

Pero hay otras claves del éxito de los equipos españoles en Europa, y es la total debacle y crisis del fútbol italiano. Crisis económica y horrorosas gestiones deportivas, que llevaron a los grandes de Italia a perder su identidad e incluso cambiar sus propuestas para intentar resucitar en el país el interés por un deporte que se estaba muriendo y aún hoy sigue en la cuerda floja, porque más allá de la Juve, la mayoría son equipos de un nivel competitivo bastante bajo y con proyectos deportivos poco sólidos.

Fijaos por ejemplo, los equipos que nos han alejado de la Champions desde que iniciamos el "ciclo" en la 2004-05:

2004-05 -----> Chelsea de Mourinho
2005-06 -----> Campeones
2006-07 -----> Liverpool de Benítez
2007-08 -----> Manchester de Ferguson (con un cerrojazo descomunal)
2008-09 -----> Campeones
2009-10 -----> Inter de Mourinho
2010-11 -----> Campeones
2011-12 -----> Chelsea de Di Matteo
2012-13 -----> Bayern de Heynckes (destrozando el campo en la ida y jugando a la contra)
2013-14 -----> Atlético de Simeone
2014-15 -----> Campeones
2015-16 -----> Atlético de Simeone

Siempre "a la italiana". Siempre con planteamientos ultradefensivos, campos destrozados, pérdidas de tiempo... y obviamente suerte, mucha suerte para que por ejemplo Collina no anulara aquel 4-2 con clara falta sobre Valdés, para que no vieran penal de Scholes sobre Messi en la eliminatoria ante el United, para que en el 3-1 del Inter no se viera un penal descomunal de Sneijder, y un fuera de juego de 1 metro de Milito en el 2-1, así como dos goles polémicos del Bayern en Münich que terminaron por hacernos perder los papeles, y qué decir de las manos de Gabi hace unas semanas...

Es siempre la misma mezcla, porque cuando el margen de error es tan pequeño, a poco que el árbitro tenga el día malo en tu contra - si me vais a recordar lo de Ovrebo, insisto en que a quien robaron es al Barça al hacerle jugar con 10 durante 35-40 minutos, en una acción que no era ni falta, los supuestos "penales" no señalados, llegaron después de esa acción -, te vas para casa y más si como sucedió en el 2-2 ante el Chelsea o al Bayern ayer ante el atlético, tienes penales y ocasiones decisivas y los fallas en momentos clave.

Como mitad italiano que soy, siempre he sabido de sobra cuál era el secreto de nuestro "éxito" y desde luego no es ningún "gen ganador", sino el mismo gen del actual "cholismo":

a)Juego rácano
b)Marrullería
c)Esperar que la chorra te acompañe

El valor doble de los goles en el campo contrario, la otra gran vergüenza


Es inexplicable. Yo personalmente nunca lo entendí. ¿Que el gol en campo contrario vale doble por qué? ¿Cómo es posible que valga más el partido de ayer del Atlético que el del Bayern en el patatal del Calderón hace una semana? ¿Cuántas veces tiró el Atlético ayer o se aproximó con peligro hasta el 0-1? Juraría que un tiro de Gabi muy blandito fue lo único en 50 minutos y el 1-1 como ya dije, fue absolutamente ilegal.

No habían hecho nada y... ¿les premias por hacer un gol aprovechándose de la valentía y filosofía atacante del que sí quiere ganar los partidos? ¿pero esto qué es? ¿premiamos al antifútbol? ¿premiamos al que especula? La gran pregunta es la siguiente: ¿qué pasaría si todos nos ponemos a jugar así? Ah sí, que tendríamos todos los días partidos lamentables como el City - Real Madrid o mejor aún, como los míticos duelos de Champions entre Benítez y Mourinho, que cualquier aficionado a este deporte preferiría ponerse una misa, antes que ver ese suplicio consistente en ver si alguien fallaba y si no era así, te comías 90 minutos sin ocasiones...

Me parece alucinante cuando salen esos barcelonistas "elegantes" - mentir es muy elegante en esta sociedad, así nos va. Confundir cinismo con educación y deportividad, es algo gravísimo, porque gracias a esas actitudes se dan por buenas mentiras e injusticias, perpetuándolas en el tiempo - intentando cuestionar esta realidad, como si hubiera algún argumento que desmontara lo que acabo de decir.

Fijaos si es cierto lo que he dicho, que hasta he visto a Guardiola especular con el mejor Barça, gracias a este formato ramplón y que ayuda al fútbol ultradefensivo y marrullero. Y es que al final te obligan a ser así. Te obligan a perder tiempo, que en el caso del Barça lo hacíamos "con balón", como sucediera en el Bernabeu la 2010-11, viendo que el Real Madrid no atacaba en su propio campo intentando vivir del 0-0, para en la vuelta jugársela con un "empate con goles"... ¡Vaya planteamiento! ¡Puro fútbol! Por suerte, aquel día hubo un árbitro legal que sancionó la violencia y luego ya sabemos lo que sucedió, Afellay y el mejor jugador de todos los tiempos hicieron justicia al fútbol.

Digo desde luego, que la Champions hace décadas que necesita una reforma, y que este formato sólo beneficia a lo impredecible. Digamos que es como esa "Copa de partido único" que nos pretenden vender como maravillosa. ¿Para quién? ¿Para los pequeños que pueden ganarte un día si sales dormido y con los suplentes? ¿Qué demuestra eso? ¿Para qué competimos? ¿Para demostrar cuál es el mejor equipo o para ver si gana un equipo con chorra? ¿Por qué no hacemos que los "grandes" jueguen con 10 y los pequeños con 12? Esto es completamente absurdo.

El reglamento y el formato de las competiciones, siempre debieran potenciar el espectáculo y buscar que definan al mejor equipo - como hace la NBA, donde salvo numerosas lesiones, claramente el que gana es el mejor -, si lo que queremos sin embargo es una lotería y torneos completamente aleatorios, ¿por qué no ponemos a un equipo de barrio jugando con 12, a ver si puede ganarle al Barça jugando con 10, en un campo lleno de barro y piedras?

Coherencia por favor.

martes, 3 de mayo de 2016

Con un poco de chorra y ladrones arbitrando, puedes ganar lo que sea


Foto / Captura Antena 3
El partido - y la eliminatoria de hoy, sumada a la del Barça -, es un resumen perfecto de que la Champions League es una lotería, y no representa ni remotamente lo que es el fútbol y cuál es el mejor equipo. Voy a ser directo. Este Atlético de Madrid es la mayor deshonra al fútbol que he visto en 26 años siguiendo este deporte. Lo que ha hecho hoy de nuevo, es de vergüenza. Porteros tirándose al suelo para frenar el asedio. Un entrenador reteniendo la pelota y zarandeando al cuarto árbitro o delegado de la UEFA - no me pude fijar bien, a pesar de la vomitiva retransmisión, que es algo de lo que quiero hablar pronto, porque de verdad, es para llorar lo de las retransmisiones de Canal + en particular en Liga y de la Champions -, jugadores enviando el balón lejos para que no puedan sacar rápido o haciéndose relevos en los saques de banda a lo Nadal en tenis cuando se secaba con la toalla y hacía cien botes antes de sacar buscando desquiciar e irritar al rival, ante la incapacidad de ganar desde el talento y la deportividad.

Porque eso es lo que es esta basura de "cholismo". Un equipo que de fútbol tiene poco, y que va de víctima a todas partes quejándose de los árbitros cuando aún encima ha pasado dos eliminatorias robando, primero al Barcelona con un penal dos metros dentro del área, y hoy con un 1-1 que es fuera de juego por medio metro (pongan bien las repeticiones, no desde ángulos dudosos...) y qué decir el penal de Torres que se ve claramente en directo que es fuera del área con la misma distancia que la mano de Gabi ante el Barcelona.

Suerte Bayern. Suerte Fútbol


Foto / Getty Images
Me gustaría en el día de hoy expresar con toda honestidad mis sentimientos respecto a las semifinales de Champions, y lo que queda de Champions en sí. Empezaré diciendo que por supuesto quiero que el Bayern gane la Champions, y empiece por supuesto por eliminar al Atlético de Madrid.

Las razones son varias, desde el respeto que todo "barcelonista normal" tiene a Pep por su trabajo en el Barça como jugador y entrenador, pasando porque es de lejos el equipo que mejor fútbol practica de los cuatro que quedan, y por supuesto terminando con que sería una aberración que un equipo que está haciendo lo que hace el Atlético de Madrid, consiga proclamarse Campeón de Europa, y qué decir los amigos que están jugando la "Intertoto League" (3º de la Serie A, 10º de la Bundesliga y 4º de la Premier a casi 20 puntos del "todopoderoso" Leicester que hace 9 meses se salvó de milagro de no descender...)