martes, 21 de octubre de 2014

Barça 3-1 Ajax. Objetivos cumplidos "al ralentí"

Foto / EFE

Y es que precisamente cumplir los objetivos "al ralentí" parecía uno de los objetivos, porque el Barça bajó muchísimo el nivel a partir del 2-0, manteniendo siempre eso sí, una actitud suficientemente buena como para tener el partido controlado de manera adecuada, a pesar del 2-1 conseguido por El Ghazi en los instantes finales que inquietó más por la igualdad en el marcador, que por sensaciones reales de peligro por parte del Ajax.

Barcelona 3-1 Ajax

Neymar min.7, Messi min.24 y Sandro min. 93

Visiona aquí los goles del Barça en el partido

Y fue un partido en el que los "minutos buenos", tampoco mostraron una versión espectacular del Barça. El Ajax bien posicionado con un 1-4-2-3-1, se decidió por ir a taponar lo mejor posible la zona centrocampista del Barça y lo hicieron bastante bien. Tanto, que incluso me ha generado cierto grado de preocupación de cara al partido del sábado, ya que si Rakitic e Iniesta van a ser los elegidos por Luis Enrique para las posiciones de interiores, creo que especialmente Iniesta tendrá que mejorar su actitud con y sin balón para ofrecer al equipo más y mejores opciones en lo que es prácticamente el inicio de la transición ofensiva.

Luis Enrique salió con un equipo que puede darnos pistas de lo que veremos este Sábado en el Bernabéu:

Ter Stegen

Alves Piqué Bartra Alba

Mascherano

Rakitic Iniesta

Pedro Messi Neymar

sustituyendo a Neymar, Messi e Iniesta de manera progresiva en la segunda mitad, y habiendo dejado fuera de la convocatoria a dos jugadores que parecen imprescindibles como Busquets y Mathieu, dejamos este tema para el 'post' previo al partido, pero parece que salvo la titularidad o no de Suárez y la de Xavi, casi todo está decidido.

Volviendo al partido y a esos inicios donde el Barça mandaba claramente, aunque sin ser capaz de hacer transiciones "limpias" en ataque, la diferencia volvió a hacerla Messi, cómo no. Bajando hasta zona de interiores, creó una pared que permitió eliminar marcas y lanzar un ataque dinámico ante un Ajax con dificultades para cubrir adecuadamente los espacios libres, ya que Messi eliminaba a otro defensor antes de dejar sólo a Neymar para que definiera perfecto con un remate enroscado al segundo palo.

Minuto 7 y 1-0 en la primera ocasión clara del equipo, que continuó dominando con bastante tranquilidad hasta lograr el 2-0 en una acción ofensiva marcada por la presión. El Ajax como en él es habitual, quiso sacar la pelota jugada y cometió una pérdida que permitió a Iniesta encontrar a Messi en una meritoria asistencia que suponía el 2-0 en el minuto 24.

A partir de ese momento, el Barça fue bajando el ritmo progresivamente, con Neymar y Messi demasiado "individualistas" olvidándose de que Pedro también juega. Un Pedro que estrelló el balón en el poste tras asistencia de Messi que debería haberle metido el pase mucho antes. Una de las ocasiones más claras junto a la de Iniesta pocos minutos después. Aprovechó las dudas de la defensa holandesa a la hora de realizar las marcas, para irrumpir con velocidad y confianza por la zona central, pero acabó fallando en la definición por hacer lo más difícil - de nuevo Pedro estaba sólo para empujarla, aunque en esta es comprensible que Iniesta buscara la finalización individual al llegar en carrera tras recorrer tantos metros y tener espacio y tiempo suficientes para buscar terminar él la acción -.

Sólo eso hasta llegar al descanso con un marcador adecuado y un buen control del partido. Suficiente para que el equipo quizás se tomara demasiadas confianzas y dejara pasar los minutos con un 2-0 que siempre puede ser un resultado peligroso si el rival encuentra alguna acción aislada como así sucedió en los compases finales. El Ghazi aprovechó una serie de rechaces en el área para meternos el miedo en el cuerpo cuando Luis Enrique ya había sustituído a Messi, Neymar e Iniesta. Pero ni mucho menos el 2-1 llegó porque ellos estuvieran fuera, de hecho el nivel de intensidad y el juego era mejor sin ellos, pero son las cosas de "jugar con fuego".

Por suerte el Barça no se quemó. El Ajax que marcó en el 88, se fue con todo arriba en esos últimos instantes y eso nos permitió un claro contragolpe donde Rafinha asistió para que Sandro demostrara sus grandes recursos en el área, trabajando bien para encontrar ángulo de remate y haciendo un genial remate cruzado y raso al palo largo del guardameta que nada puedo hacer por evitar la sentencia.

Un 3-1 poco brillante, pero comprensible teniendo en cuenta las necesidades por el calendario. Quizás la nota más desagradable fue el gol de Cavani en el minuto 87 que permitió la victoria 0-1 del PSG ante el Apoel. Un empate nos hubiera permitido recuperar el liderato y por tanto el empate en el Camp Nou ante el PSG sería suficiente para ser campeones de grupo, pero no será el caso. Ahora toca intentar dar un golpe de efecto en la Liga el próximo Sábado, donde allí sí, habrá que poner todas nuestras energías.

Vamos

lunes, 20 de octubre de 2014

Semana perfecta para comenzar a evaluar a Luis Enrique


Luis Enrique tiene como objetivos fundamentales conseguir títulos a final de temporada, y que el equipo ofrezca un nivel de juego y entrega elevado. Esta última parte de momento la está consiguiendo con bastante claridad en lo que llevamos de temporada, y la otra parte, no podemos saber si la consigue hasta que llegue el tramo final de la competición.

Sin embargo, existen otros patrones que nos pueden permitir valorar el nivel de Luis Enrique como entrenador, y es el rendimiento del Barça en los "partidos y semanas grandes". Para mí se puede perder 3-2 como en París y dar una imagen convincente en positivo, así como se puede eliminar por 4-1 al Manchester City y ofrecer una imagen igual de convincente en negativo. Y es que para mí la imagen "convincente positiva" no se trata sólo de si ganas, pierdes o empatas, sino de otros factores como los que cito a continuación:

domingo, 19 de octubre de 2014

Barcelona 3-0 Eibar. Valoraciones individuales

Foto / EFE

Bravo: 7

Pocas intervenciones para defender la portería, pero realizadas muy bien. En la primera, donde Capa termina fallando por querer tirar a puerta demasiado rápido sin haber posicionado su cuerpo adecuadamente, esa situación la genera la salida de Bravo que está muchísimo más atento que Piqué, responsable principal de la ocasión. Posteriormente achica espacios perfectamente en la portería salvando otra gran ocasión del Eibar. Muy bien además jugando con los pies. Concentrado.

Alves: 7

Sumó una nueva asistencia de gol, que podrían ser dos si Irureta no hubiera realizado una fantástica intervención ante Messi en la primera mitad. Estuvo muy activo en ataque, y sólo hecho de menos que deje de abusar de determinadas acciones con Messi, que son demasiado previsibles y arriesgadas. Sobre los 25-30 minutos de la primera parte, esas acciones provocaron pérdidas de posesiones que acabaron rompiendo el buen ritmo que llevábamos, ya que cuando pierdes la posesión también pierdes continuidad en el juego y eso es un favor para el rival. Hay que jugar fácil.

Piqué: 0

Las dos claras ocasiones del Eibar fueron responsabilidad suya en más de un 70%. Falta de concentración exagerada, saliendo tarde y mal al corte y permitiendo espacios y tiempo para correr a los delanteros. Intolerable.

sábado, 18 de octubre de 2014

Barça 3-0 Eibar. Sufrida victoria con la magia de Messi y la batuta de Xavi

Messi celebra su gol | Foto / fifa.com

Qué diferente sería la Liga, si hubiera más "Eibars" en el campeonato. Equipos bien organizados tácticamente, dispuestos a pelear por sumar puntos ante los grandes y sin vergüenza a hacer cualquier cosa que sea necesaria dentro de lo que permite el reglamento, para poder conseguir el objetivo.

Todo lo que no venimos viendo en los rivales del Real Madrid desde su derrota ante el Atlético - por eso decía que a pesar de todo la Liga seguiría yendo a 90 puntos y no sería perceptible el bajón del Real Madrid, especialmente en una primera vuelta donde la mayoría de equipos juegan "resignados" sobre todo a partir del 1-0... -, lo hemos visto hoy en el Eibar - anteriormente también en el Elche, que casualmente fue a jugar a otra cosa también al Bernabéu... -, que hasta el minuto 60 fue capaz de aguantar el 0-0 con relativa comodidad a pesar de que el Barcelona mostró una muy buena actitud y trabajó bien durante esos minutos.

Barcelona 3-0 Eibar 

Xavi min.60, Neymar min.72 y Messi min.76

Visualiza aquí los goles del partido

viernes, 17 de octubre de 2014

¿Contra el Eibar? "Pedro y diez más"

Parón por el fútbol de selecciones que obviamente beneficia al equipo con menor número de internacionales - que es el Eibar evidentemente - ya que tiene mucho más tiempo para preparar el partido en el plano físico, táctico y mental.

Esa ventaja por una parte. Por la otra, la de ser un recién ascendido que juega en Primera por primera vez en su historia, haciendo que sea prácticamente imposible que el equipo no tome el partido con cierto exceso de confianza, que mezclado con la falta de atención que se puede producir por la tremenda importancia que tienen los partidos ante el Ajax - entre semana - y ante el Real Madrid en cuestión de 7 días, provocan que en el apartado físico y anímico, es muy posible que seamos peores que ellos.

jueves, 16 de octubre de 2014

Messi, un orgasmo de diez años.

Foto / Getty Images

Tal día como hoy, hace 10 años, Messi hacía su debut oficial con el Fútbol Club Barcelona en el Estadio de Montjuic, que antes albergaba los partidos como local del Espanyol, rival que tuvo el honor de ser el primero en conocer a Messi oficialmente.

Fue un 16 de Octubre de 2004. La temporada 2004-05 fue la primera en la que pudo participar con el primer equipo, y la primera en la que consiguió sumar un gol. Un gol ante el Albacete, su primer gol oficial con el primer equipo, por supuesto de bellísima factura. Posiblemente premonitorio de lo que estaba por llegar. El vendaval futbolístico más grande del fútbol contemporaneo. Vendaval que pocos esperaban a tenor de lo mostrado en los pocos minutos de juego disputados con el Barça, y que comenzó a divisarse en el Trofeo Joan Gamper 2005 disputado ante la Juventus de Fabio Capello, el mejor Fabio Cannavaro o Patrick Vieira. Con 18 años recién cumplidos, Messi que actuó como titular en la banda derecha de la que por entonces Giuly era dueño por méritos propios, dejó boquiabierto a medio mundo. Tanto a los aficionados más noveles, como a los más expertos, para quienes era obvio que lo de Messi no iba a ser flor de un día. Entre ellos Fabio Capello que tras el partido dejó claro que en toda su carrera, nunca había visto una exhibición igual de un futbolista tan joven.