jueves, 30 de julio de 2015

Lo de Messi es absolutamente impresionante

Foto / EFE

En el día de hoy Messi ha contestado a dos de mis últimos 'post' en el que expreso mis dudas respecto al éxito del equipo esta temporada por un posible decrecimiento de su espíritu ganador. No sólo lo ha hecho Messi, también Mascherano que volvió al trabajo junto a él, una semana antes de lo esperado a pesar de que la Copa América no sólo retrasó sus vacaciones y aumentó su nivel de fatiga física, sino también su fatiga emocional por la dura derrota en la final ante Chile.

De Mascherano, poco hay que decir, su trayectoria habla por sí misma y ojalá cuente con suerte físicamente para estar aquí muchos años más porque me parecería muy raro que con su personalidad, no fuera capaz de estar al máximo al menos 3 temporadas más. Sin embargo lo de Messi es impresionante.

Uno, habituado a los Romario, Ronaldo, Deco, Ronaldinho, Rivaldo... desconfía. Si el ser humano por norma general tiende a acomodarse, esta comodidad y dejadez parece aumentar considerablemente cuanto más talento se tiene fruto probablemente del pensamiento erróneo de que no necesita esforzarse tanto como los demás para poder seguir destacando. Y puedo comprender esa mentalidad. Puedo comprender la relajación, porque soy humano y yo mismo - y seguro que todas las personas que están leyendo - en muchísimos aspectos no he dado, no doy y no daré el 100% porque no somos perfectos, así que esto más que una crítica a los citados jugadores, es la exposición de un hecho para advertir que cuando los jugadores alcanzan un nivel alto de protagonismo, pueden empezar los problemas.

Puede que le debamos mucho a Cristiano y a los medios de comunicación


Por eso el caso de Messi es excepcional. Y es que según datos de la wikipedia, son ya 482 partidos oficiales jugados con el Barça, con 412 goles y 155 asistencias, más 7 Ligas, 4 Champions, 3 Copas y 4 Balones de Oro, entre otros muchos títulos individuales y colectivos conseguidos.

Con todo esto, pretender que Messi siga al mismo nivel me parecería absurdo, ya no sólo en base a lo que han hecho otros futbolistas en el pasado, sino como he dicho, en base a la propia naturaleza del ser humano. Sin embargo, Messi parece querer seguir en su mejor nivel.

No sé si ha sido la influencia de su padre, madre, hermanos, mujer, amigos, prensa, críticas de Argentina o el "uuuu" de Cristiano, pero está claro que alguno de ellos o un poco de todos, ha conseguido que su mentalidad ganadora roce la perfección casi al nivel de su fútbol.

Con el Balón de Oro 2015 asegurado - imagino que lo tiene ganado aunque no juegue ni un minuto de aquí a Enero -, con otro "triplete" y con 28 años ya cumplidos, uno podía esperar que esta temporada bajara su nivel, pero de momento la señal que envía volviendo una semana antes al trabajo después de una temporada durisima, es absolutamente memorable.

Sólo le pido una cosa


Ya lo he dicho en otras ocasiones. Sólo traspasaría a Messi si se creyera con la potestad de pasar por encima del entrenador o de sus compañeros. Si no es así, siempre haría lo que él necesitara para que estuviera lo más cómodo posible en el campo e insisto en que hay que ir diseñando desde ya el futuro para que las piezas que le rodean le faciliten la vida a medida que su físico vaya perdiendo fuerza.

Dicho esto, a Messi sólo le pido una cosa y es que además de esta entrega que muestra, respete a su entrenador y de ejemplo a los compañeros. Si él está con Luis Enrique, todos estarán con Luis Enrique. Si hay alguien que vive de ganar o no, es el entrenador por lo que es absurdo creer que un entrenador hace algo "para putearte" en lugar de por el bien del equipo. Hay que entender que el entrenador a veces se puede equivocar, pero creo que la temporada pasada hemos visto que si estamos unidos, si respetamos al entrenador y seguimos sus órdenes, las opciones de ganar y triunfar son enormes.

Tenemos al mejor jugador de todos los tiempos y una plantilla bastante compensada y de enorme calidad. Es una pena que Vidal y sobre todo Turan no puedan entrar ya, pero si empezamos fuertes y seguimos apretando los dientes, la leyenda de este equipo y del mejor futbolista de todos los tiempos, puede ser todavía más grande.

Vamos Barça

miércoles, 29 de julio de 2015

Me gustan las primeras sensaciones del equipo


Como ya decía hace unos dias, independientemente de los resultados, no se van a poder sacar conclusiones en una pretemporada donde varios de nuestros jugadores importantes no están, los rivales están un punto por encima en rodaje y además se busca dar participación a todos.

Los resultados no están siendo maravillosos. Victoria sin demasiado brillo ante el equipo de Los Ángeles, derrota sonada en el marcador por 1-3 ante el United y ahora empate 2-2 ante el Chelsea - no me gusta individualizar las derrotas, pero de no ser por el error de Masip, las probabilidades de que hubiéramos ganado serían inmensas -. Pero el nivel competitivo del equipo es bueno. Se podría haber ganado al United con un poco más de acierto y suerte, así como sobre todo al Chelsea.

Pero en partidos de este nivel a estas alturas de pretemporada y con las circunstancias citadas, ganar no es lo que interesa, sino que el equipo se muestre con ganas, y desde luego a todos se les ha visto muy motivados a pesar de que vienen de ganar "el triplete".

martes, 28 de julio de 2015

Rakitic y Turan, los "espejos" en los que debe mirarse Rafinha para ser grande

Foto / EFE

Rafinha sigue siendo un jugador en el que tengo depositadas esperanzas para que llegue a ser un interior importante en el equipo. Considero que posee la calidad técnica, táctica y física para ello, además de una muy buena actitud, sin embargo, a excepción de varios partidos finalizando la 2014-15 (especialmente bueno el que jugó ante el Villarreal en el Camp Nou y en Cornellá ante el Espanyol), su temporada de regreso al equipo junto a Luis Enrique con quien triunfó en el Celta, estuvo lejos de ser lo que me esperaba y seguramente lo que se esperaba el propio Rafinha.

Con 22 años, tiene mucho margen de mejora

Obviamente es comprensible que la temporada de Rafinha estuviera lejos de lo esperado por él, porque a diferencia del Celta, en el Barça jugar como titular está mucho más caro, incluso "simplemente jugar", y entre Xavi, Iniesta y Rakitic, lo tuvo complicado, pero aún así disputó bastantes minutos con el primer equipo le deben haber permitido ganar en confianza.