sábado, 25 de octubre de 2014

Real Madrid 3-1 Barcelona. Derrota indignante


Hay derrotas y derrotas. Uno puede perder incluso con un resultado peor que el 3-1 de hoy ante el Real Madrid, e irse con la cabeza alta. Pero desde luego ese no es el caso del partido de hoy. Un partido, en el que las condiciones para dar un baño y meter una paliza al Real Madrid, eran todavía más grandes que el día del 2-6 (gracias Rosell, insisto en que la labor de provocar la salida de Guardiola fue sin lugar a dudas el mayor atentado contra la historia del Barça, aunque tristemente para eso no hay "acción de responsabilidad"), pero el planteamiento y la ejecución del mismo han sido tan deplorables, que debemos dar gracias incluso de que el marcador final fuera sólo de 3-1, porque los jugadores del Real Madrid estuvieron todavía peor que los del Barça a la hora de ejecutar sus acciones - al menos 4 o 5 contras clarísimas para marcar, tan claras o iguales a las del 3-1, y no fueron capaces -.

Real Madrid 3-1 Barcelona

Neymar min.4

Quiero dejar claro, que a pesar de todo y teniendo en cuenta el nivel que hay en Europa, sigo siendo optimista y creyendo que podemos ganarlo todo, y que este Real Madrid es un equipo con enormes carencias que lo pagará en el momento importante de la temporada, pero desde luego es imposible que lo de hoy me deje tranquilo.

Porque es que aún encima te empieza todo a salir de boca. Una transición ofensiva bien trabajada, que deja en evidencia las lagunas defensivas del Real Madrid. Primero Messi entrando en juego con más facilidad de la esperada, luego Suárez recibiendo tranquilo y en la izquierda Neymar sólo para jugársela con alguien como Carvajal que sin ayudas, defensivamente es un auténtico desastre. Que llegara el 0-1 al minuto 4, era normal.

¿Fue por marcar tan pronto y con tanta comodidad que psicológicamente nos vino mal? No lo creo. Los primeros minutos sí. El equipo tras el gol ofreció una reacción lamentable, con una bajada de intensidad mental y física que permitió al Real Madrid rondar varias veces el empate en cuestión de 5 minutos, pero posteriormente despertamos "a partir del balón".

Orden, es lo que más necesitábamos y jugamos un partido de "ida y vuelta"...


Y cuando teníamos la pelota, el Real Madrid casi siempre nos dejaba tenerla. Y en lugar de aprovecharlo, intentábamos buscar como locos a Messi, lanzando ataques con los que parecíamos tener alguna penalización si dabamos más de 10 o 15 pases. Incomprensible.

Pero más incomprensible todavía, era caer en el juego de buscar al Real Madrid a la contra y entrar en un partido de ida y vuelta que es donde ellos van a ser mejores si o si. Y no es sólo eso, sino que al entrar en ese tipo de partidos, te fatigas físicamente y no castigas al rival como podrías haberlo hecho de insistir con esas posesiones largas y "defensivas" de las que venía hablando estos días, para llegar mucho más fuertes a la segunda parte.

Podríamos haberles destrozado, e incluso habiendo entrado a "su juego", tuvimos opciones de colocar el 0-2, pero al igual que el Real Madrid, no estuvimos acertados en la toma de decisiones finales y el 0-1 duró lo suficiente para que ellos pudieran aprovechar un error. Piqué, que hasta ese momento había estado muy bien, se fue al suelo y dio con la mano a la pelota en el área. Quinto gol de penal para Cristiano Ronaldo y 1-1 al minuto 35.

Descanso que no nos sirve para mejorar nada


Con el 1-1 se llegó al descanso. Un descanso en el que esperaba que Luis Enrique les invitara a tener más calma y ser más pacientes. Que tuviéramos más la pelota, que fueramos como "el mejor Barça de la historia" - porque podemos serlo y sabemos como serlo si queremos -, pero la imagen fue deprimente. Daban ganas de llorar.

Una pérdida absurda tras otra. Y no porque el Real Madrid las provocara y fueran completamente inevitables. Para nada. Era como cuando un jugador ofensivo en tenis, juega contra uno conservador y empieza a tirar "derechazos" fuera fruto de la desesperación. Lo que se llaman "errores no forzados", sólo que en esta ocasión nadie entiende la enajenación del Barça para permitir contras como las que dieron origen al corner del 2-1, al 3-1 y tantas otras - casi siempre fruto de córners que conseguíamos y que eran más ocasión para ellos que para nosotros, lo que representa muy bien el nivel de absurdo de nuestro trabajo - que por fortuna no supieron materializar.

Pepe marcó de cabeza y Benzema de tiro cruzado. Minutos 50 y 61. El tercero ya con Xavi fuera del campo - me empieza a cansar y a molestar la manía de cambiarle a él y dejar dentro a Iniesta... - y con Rakitic dentro. Y también el 3-1 con Suárez dentro y Pedro fuera. Un Suárez, al que no pudimos ver demasiado, porque otro de los grandes errores del partido - y que se viene repitiendo demasiado desde verano de 2012 - es la manera artificial de jugar en ataque, buscando a Messi casi sistemáticamente en lugar de jugar de manera "natural" - razón por la que Pedro ante el Ajax y en tantos otros partidos no marca y acaba hasta desesperado... -, esperando a que Messi haga las diferencias cuando les toque hacerlas.

Esos últimos minutos, no aportaron nada para el Barça. Ni con la colaboración de Ancelotti tardando un siglo en meter a jugadores como Illarramendi, Khedira y Arbeloa para tapar las tremendas lagunas de los suyos, fuimos capaces de aprovechar y ser un buen Barcelona.

Derrota indignante, por perder la opción de ganar más de media Liga. Por complicarla más. Por tener un partido para dejar claro que la hegemonía barcelonista no se ha acabado, y en el que das a entender que sí con una imagen patética. Por ser incapaces de ser ordenados en el juego durante algún tramo concreto del partido.

La única nota positiva es que gracias a la ventaja que habíamos adquirido seguimos por delante y eso tiene que permitir a Luis Enrique ir dejando fuera a determinados jugadores que no merecen minutos en el equipo. Eso sí, quiero pensar que los próximos planteamientos ante equipos poderosos, no van a consistir en "fútbol directo", porque o sino doy por perdida tanto la Copa, como la Champions. Si no entendimos nada de cómo consiguió ganar el Barça de Guardiola, apaga y vámonos...

"El Clásico (III)": Salir mentalizados de que el árbitro va a ser nuestro enemigo


Si digo que el Real Madrid tuvo suerte al ganar 0-4 en Münich una vez más, volverán a atacarme. Pero la verdad sigue siendo verdad, por mucho que te ataquen y saco este tema de Münich, porque es importante para el 'post' que voy a tocar.

Me desvío de ese partido momentaneamente para empezar diciendo que, en medios de comunicación y la mayor parte de aficionados, no analizan los partidos. Lo que hacen es opinar en base al resultado. Si un equipo golea, necesariamente fue muy superior - recuerdo cuando ganamos por goleada al Shakthar en cuartos de Champions en el Camp Nou, y Pep dijo aquello de "ya os dije que eran complicados" y nadie le entendió... cuando realizando un análisis frio del partido, cualquiera ve que el Barça ni siquiera mereció ganar aquel partido que acabó ganando 4-1 -.

viernes, 24 de octubre de 2014

"El Clásico (II)": Orden, confianza, Xavi y Pedro, imprescindibles para ganar


El orden lo es todo en el fútbol actual. Un equipo ordenado reduce la cantidad de espacios y tiempo al máximo y por ende, dificulta la expresión del talento. Existen dos maneras de ganar, llevando el peso del juego o dejándoselo al rival para cogerle al contragolpe. Sabemos bien cual es la nuestra. Llevar el peso del juego. Un estilo al que el Real Madrid parece querer acercarse cada vez más, pero actualmente sigue muy lejos de nuestros conocimientos tácticos como para intentar ser capaz de quitarnos la iniciativa del juego a lo largo de los 90 minutos.

Llevar la iniciativa obviamente no te garantiza ganar, pero lo que sí te permite es tener más opciones de ganar, porque por definición, quien lleva la iniciativa va por delante y quien espera a ver cuales son los movimientos del que lleva la iniciativa, va por detrás, "depende de el" y eso es lo que algunos parecen ser incapaces de comprender a pesar del éxito blaugrana desde la llegada de Cruyff y a pesar de atentados contra el club como la presidencia de Gaspart o la de Rosell - acabando con el mejor entrenador de nuestra historia y quien sabe de la historia del fútbol en base al trabajo que está realizando ahora en Münich... -.

jueves, 23 de octubre de 2014

"El Clásico (I)": La temible - y falaz - racha del Real Madrid

Foto / UEFA

De perderlo prácticamente todo entre pretemporada y el inicio de la temporada oficial, a ganarlo todo. Son 8 partidos consecutivos ganando tras caer derrotado en el Bernabéu ante el Atlético de Madrid, con un bagaje escandaloso de 35 goles a favor y tan sólo 5 en contra.

Todo empezó con un valiente Basilea dejando "correr" al Real Madrid que cayó por 5-1 y un todavía mejor Deportivo de la Coruña queriendo llevar la manija del partido y encajando 8 goles sin necesidad alguna de que el Real Madrid forzara la máquina. Nada diferente a lo que vimos en el resto de partidos hasta el de ayer, exceptuando el único donde un rival fue sólido, el del Ludogorets búlgaro, que de haber tenido un arbitraje "normal", como mínimo hubiera empatado - un Ludogorets, que habiendo al menos empatado ese partido y empatado el de Anfield que perdió "de casualidad" en los últimos segundos, sería el gran rival del Real Madrid demostrando una vez más, el grupo tan poderoso que les tocó...-

miércoles, 22 de octubre de 2014

Barça 3-1 Ajax. Valoraciones individuales

Foto / Uefa.com

En este partido toca hacer una aclaración antes de entrar en materia. Y es que el partido de ayer no fue "bueno" en líneas generales. Debido a la clara intención de reservas fuerzas, muchos de los minutos del partido estuvieron "vacíos de contenido", con lo que la valoración individual de los jugadores en esta ocasión es algo subjetiva, ya que estuvieron condicionados por el mal partido colectivo realizado y las pocas intervenciones de mérito en ataque y en defensa.

Ter Stegen: 5

Pudo demostrar que en desplazamientos en largo tiene una calidad excepcional jugando la pelota, pero más allá de esto, no tuvo que intervenir, con lo que ni resta, ni suma. Suficiente.

Alves: 5

Fue uno de sus partidos más silenciosos. Sin ningún problema en defensa, pero también con poca presencia en ataque.

Piqué: 5

Esta vez le salva su buen trabajo con el balón, porque defensivamente volvió a cometer varios fallos de bulto que son para preocuparse. Y son para preocuparse porque no son errores de estar mal físicamente, sino de falta de concentración o de seguridad. Sea cual sea el problema emocional, ojalá Luis Enrique, o el propio Piqué por simple amor propio, consigan solucionarlos. Necesitamos al mejor Piqué. El actual no es más garantía que Mascherano ni en broma.

martes, 21 de octubre de 2014

Barça 3-1 Ajax. Objetivos cumplidos "al ralentí"

Foto / EFE

Y es que precisamente cumplir los objetivos "al ralentí" parecía uno de los objetivos, porque el Barça bajó muchísimo el nivel a partir del 2-0, manteniendo siempre eso sí, una actitud suficientemente buena como para tener el partido controlado de manera adecuada, a pesar del 2-1 conseguido por El Ghazi en los instantes finales que inquietó más por la igualdad en el marcador, que por sensaciones reales de peligro por parte del Ajax.

Barcelona 3-1 Ajax

Neymar min.7, Messi min.24 y Sandro min. 93

Visiona aquí los goles del Barça en el partido

Y fue un partido en el que los "minutos buenos", tampoco mostraron una versión espectacular del Barça. El Ajax bien posicionado con un 1-4-2-3-1, se decidió por ir a taponar lo mejor posible la zona centrocampista del Barça y lo hicieron bastante bien. Tanto, que incluso me ha generado cierto grado de preocupación de cara al partido del sábado, ya que si Rakitic e Iniesta van a ser los elegidos por Luis Enrique para las posiciones de interiores, creo que especialmente Iniesta tendrá que mejorar su actitud con y sin balón para ofrecer al equipo más y mejores opciones en lo que es prácticamente el inicio de la transición ofensiva.