viernes, 24 de octubre de 2014

"El Clásico (II)": Orden, confianza, Xavi y Pedro, imprescindibles para ganar


El orden lo es todo en el fútbol actual. Un equipo ordenado reduce la cantidad de espacios y tiempo al máximo y por ende, dificulta la expresión del talento. Existen dos maneras de ganar, llevando el peso del juego o dejándoselo al rival para cogerle al contragolpe. Sabemos bien cual es la nuestra. Llevar el peso del juego. Un estilo al que el Real Madrid parece querer acercarse cada vez más, pero actualmente sigue muy lejos de nuestros conocimientos tácticos como para intentar ser capaz de quitarnos la iniciativa del juego a lo largo de los 90 minutos.

Llevar la iniciativa obviamente no te garantiza ganar, pero lo que sí te permite es tener más opciones de ganar, porque por definición, quien lleva la iniciativa va por delante y quien espera a ver cuales son los movimientos del que lleva la iniciativa, va por detrás, "depende de el" y eso es lo que algunos parecen ser incapaces de comprender a pesar del éxito blaugrana desde la llegada de Cruyff y a pesar de atentados contra el club como la presidencia de Gaspart o la de Rosell - acabando con el mejor entrenador de nuestra historia y quien sabe de la historia del fútbol en base al trabajo que está realizando ahora en Münich... -.

Campo ancho y menos conducciones. El Real Madrid tiene que hacer aguas 


Pero volvamos a lo de que "no te garantiza ganar". ¿Por qué? Porque no sólo se trata de llevar la iniciativa, sino de saber atacar y destapar los puntos frágiles del rival. ¿Qué punto frágil tiene el rival? Pues para mí desde luego actualmente, su centro del campo a nivel defensivo a pesar incluso de la ausencia de Bale, que quizás proporcionara al Real Madrid mayores carencias en este sentido, de las que puede ofrecer el cuarteto "James-Kroos-Modric-Isco", siempre y cuando sean los elegidos por Ancelotti para mañana - que es algo que no tengo del todo claro, ya que yo creo que Ancelotti sabe de sobra que si Luis Enrique acierta con su planteamiento, estará vendido y quizás veamos a Illarramendi por ahí o cualquier sorpresa en forma de Pepe o Ramos en la media... -.

Son cuatro centrocampistas con un gran talento creativo y capacidad técnica, que en un partido como este seguro que darán el 110% en el trabajo sin balón y eso puede cubrir parte de sus carencias defensivas, pero no debería ser suficiente si Luis Enrique acierta con su plan y el Barça consigue ejecutarlo adecuadamente.

¿Y cuál puede ser ese plan? Pues independientemente del esquema y la alineación, y en base a lo que acabo de decir, para mí la clave es "quemar" a esos cuatro jugadores desde el principio hasta el final. Hay que partir de la base de que muchos minutos vendrán a buscarnos arriba - especialmente al comenzar el partido, pues en los últimos años consiguieron adelantarse en el marcador precisamente en esos primeros compases donde al estar fuertes físicamente y contar con el apoyo de la grada, casi siempre nos metieron en problemas -, y lo primero es tener bien trabajado el "plan salida", para minimizar las pérdidas en nuestra propia mitad de campo y al mismo tiempo ser capaz de mantener la pelota y hacerla circular en medio de su presión. Aunque esto no se traduzca inmediatamente en ocasiones, sí va quemando el estado físico y emocional de jugadores como los cuatro citados - más Benzema y Cristiano - a los que les gusta muy poco correr detrás de la pelota.

El no estar acostumbrados a correr detrás de la pelota y esa sensación desagradable de que es el rival el que la tiene y tú no, provoca en ese tipo de jugadores una sensación de apatía que suele traducirse en desconcentración. Desconcentración a la hora de realizar coberturas defensivas básicas. Desconcentración que va de menos a más si somos capaces como he dicho de:

1º Tener un buen "plan de salida"
2º Hacer el "campo grande".

Hacer el campo grande a lo largo y a lo ancho. Obligar a James y a Isco a que se muevan mucho, a que tengan que estar pendientes de nuestros extremos y de los desdoblamientos de los laterales, además de ayudar a Kroos y a Modric por dentro para frenar las decisivas asociaciones entre los Iniesta, Rakitic o Xavi - veremos qué dos jugadores juegan - y Messi. Si el Real Madrid ha tenido problemas casi siempre para frenar esta asociación interior con jugadores en el centro del campo mucho más cualificados defensivamente como Xabi Alonso, Khedira e incluso Callejón, Di María e Higuaín, que eran jugadores de ataque pero que sumaban un 'plus' ofensivo muy importante, ahora debería tener muchísimos más problemas para frenarla.

Para hacer el campo grande Neymar y Pedro - que espero que sean los elegidos -, deben pegarse más que nunca a la banda y tener como objetivo retener y asegurar la pelota. No abusar tanto de conducciones y búsquedas de juego interior. Jugar fácil para mantener la pelota y permitir con ello que el equipo realice transiciones ofensivas largas y prolongadas. Que el juego no se pare y que Kroos, Modric y sobre todo James e Isco tengan que correr y correr y seguir corriendo.

Da igual si tardas 20 o 30 minutos en generar ocasiones o en tirar a puerta. Los partidos duran 90 minutos, y por un lado quitarles la pelota y por otro dejarles tocados física y mentalmente, es un golpe importantísimo que puede servirte más incluso que marcar un gol en esos primeros minutos de partido. De nada te sirve marcar, si luego no eres capaz de someter al rival.

Xavi me parece imprescindible...


Pero no basta con decir "oye Neymar y Pedro, pegaros ahí a la banda ¿vale?". Obvio que no. Hacer el campo grande y sobre todo mantener el orden y generar posesiones de calidad - largas, continuadas y que nos permitan tras pérdida estar bien posicionados para iniciar el trabajo de recuperación -, requiere del trabajo de los 11 jugadores, empezando por Bravo que vivirá seguro su partido más complicado con los pies - es el Real Madrid y además juega como local y está a cuatro puntos. Muchos minutos los pasarán en nuestra mitad de campo - y llegando hasta Messi.

El juego de posición es la clave. De como se mueven los jugadores que no están en posesión de la pelota, para buscar los espacios entre las líneas del rival y ofrecer soluciones a los que estén en posesión de la pelota, depende la calidad de las posesiones. También por supuesto, de que los poseedores esta vez abusen lo menos posible de la conducción y jueguen de la manera más sencilla posible.

Si hay alguien que representa todo esto mejor que cualquier futbolista, es Xavi. Un Xavi que además posee más experiencia que los demás en este tipo de partidos y que viene en un momento de forma físico-anímico muy bueno. Cierto es que Rakitic ha trabajado muy bien durante muchos partidos. Para mí por ejemplo mejor que Iniesta - mejor que Xavi no -, sin embargo, la gran cantidad de partidos que Xavi e Iniesta han jugado juntos durante todos estos años, es un factor a tener muy en cuenta. Saben en tiempo récord lo que va a hacer su compañero y han demostrado numerosas veces cómo desarticular el centro del campo madridista. Esta vez no debería ser diferente. Tienen ante sí a una pareja de jugadores como Kroos y Modric, a los que en condiciones normales son muy superiores y más con la presencia de Messi a la espalda de ambos madridistas.

...y Pedro también


Un Messi, que siempre ha sido la clave de Guardiola para someter al Real Madrid. No sólo cuando decidió cambiarlo a la zona central el día del 2-6, provocando que Xavi, Iniesta y Messi se dieran un festín por la zona interior, con jugadores madridistas que no sabían a qué jugador tapar, ni qué zona cubrir debido al desajuste táctico generado por el inesperado movimiento de Guardiola.

Movimiento que repitió a finales de 2011 en la temporada 2011-2012, cuando decidió colocar a Alexis Sánchez como "9" y a Messi como "10", provocando que Ramos y Pepe no pudieran estar pendientes permanentemente de Messi y consiguiendo con esto una libertad que Leo supo aprovechar para volver a ser decisivo en el partido como asistente (en el 1-1 y en la acción del 1-3 conduciendo una gran jugada, entre otras cosas...)

El caso es que si las cosas fueran como digo, y se "hiciera el campo grande" - a lo ancho - con Neymar y Pedro muy pegados a la banda, Messi volveria a quedar sólo contra Ramos y Pepe quienes supuestamente tendrían facilidad para fijar su marca, pero no hay que obsesionarse con que Messi haga los goles o que entre continuamente en juego. Nos basta primero con que aparezca a la espalda de Modric y Kroos para darles miedo y aumentar la libertad de Xavi, Iniesta y Busquets y segundo con que genere esa atención especial sobre los dos centrales, que los mueva y que alguien les gane la espalda a causa de la atención generada por Messi, y eso siempre ha sabido hacerlo mejor que los demás Pedro. Un Pedro cuya gran virtud es precisamente saber cuándo y dónde debe estar. Capacitado para pegarse bien a la banda y al mismo tiempo para irrumpir por zonas interiores cuando pocos le esperan - y más con un lateral como Marcelo que no es precisamente una eminencia defensiva tácticamente hablando -.

Por desgracia, estando tan cuestionado y habiendo marcado hasta ahora sólo un gol, su estado anímico puede que no sea el mejor. Pero con lo que Luis Enrique ha apostado por él hasta ahora, si mañana vuelve a hacerlo, no me cabe ninguna duda de que actuará con plena confianza y puede marcar las diferencias si sabemos aprovecharnos de la situación.

Luis Suárez, también puede ser un recurso determinante


Soy de los que piensa que Luis Suárez no puede ser titular en este partido ni en broma. No sólo porque quizás no llegue en plenitud física, sino porque es imposible que tenga la tensión competitiva de los 21 jugadores que estarán en el campo junto a él y es que además nunca ha jugado un partido oficial con sus compañeros, con lo que necesitará tiempo para adaptarse tanto a ellos, como a los conceptos tácticos del rol de juego que Luis Enrique haya diseñado para él.

De esta manera, me sorprendería mucho que saliera como titular mañana e incluso que jugara. Creo de hecho que si juega sólo puede ser por la mala noticia de que necesitamos remontar o la formidable de que vamos ganando con tanta comodidad que podemos darle esa alegría. En el primer caso - el de remontar - que es el importante, Luis Suárez sí podría proporcionarnos un recurso determinante, ya que en una situación desesperada donde la táctica cuenta menos, un jugador que sale fresco desde el banquillo, muy motivado por ser su primer partido en un escenario como ese, tras tanto tiempo sin jugar y con un rival que desconoce cómo vamos a emplearle en el terreno de juego, podría ayudarnos y mucho. Lo cual es una razón más para que no juegue de inicio, ya que se perderían buena parte de las cosas que acabo de comentar.

Alineación que me gustaría y que espero


En base a las características del rival, todo lo citado y el rendimiento de jugadores como Piqué ultimamente, me gustaría que Lui Enrique optara por:

Bravo

Alves Mascherano Mathieu Alba

Busquets

Xavi Iniesta

Pedro Messi Neymar

y en definitiva...


1.Salir muy concentrados para no cometer errores durante los primeros 15-20 minutos que nos obliguen ir a remolque y que les permitan a ellos provocar "posesiones defensivas" que nos desquicien - como supieron hacer ante el Bayern el año pasado en la Champions, gran mérito de Ancelotti - y acaben rompiéndonos como equipo, porque ahí si que nos pasan por encima.

2.Una vez generada la fatiga madridista, fomentar las transiciones de ataque largas y buscar que el juego no se interrumpa, con el objetivo en especial de mover y mover a James, Kroos, Modric e Isco. Importante que los extremos hagan de extremos - y no rompan tanto hacia dentro -, y no se abuse de las conduccions - especialmente Neymar e Iniesta -.

3.El factor Pedro debería ser importante, tanto en esos primeros minutos donde muy probablemente el Real Madrid nos busque muy arriba, como cuando el juego se asiente y todos esperen que Messi sea el que aparezca. Neymar también puede ser clave en este sentido, si es capaz de interpretar el juego igual de bien que ha venido haciéndolo hasta ahora, y que hizo sobre todo, el día que salió como reserva ante el Athletic. Más buscar el espacio y menos las conducción.

4.Cuidado por supuesto, con las acciones de estrategia. Cada córner y falta que generemos cerca de nuestro área, es una invitación al éxito madridista.

5. Confianza pase lo que pase. Recordar primero que somos nosotros los que contamos con cuatro puntos de ventaja, y los que en caso de perder todavía seguiremos por delante. Así como que comenzamos perdiendo muchas veces ante el Real Madrid en los últimos años, especialmente en el Santiago Bernabéu, y acabamos ganando o consiguiendo resultados positivos. Los partidos duran 90 minutos, y debemos ser conscientes de que si aplicamos el plan de Luis Enrique correctamente, aunque comencemos perdiendo, el paso del tiempo jugará a nuestro favor, ya que este Real Madrid no disfruta defendiendo.

Vamos Barça

jueves, 23 de octubre de 2014

"El Clásico (I)": La temible - y falaz - racha del Real Madrid

Foto / UEFA

De perderlo prácticamente todo entre pretemporada y el inicio de la temporada oficial, a ganarlo todo. Son 8 partidos consecutivos ganando tras caer derrotado en el Bernabéu ante el Atlético de Madrid, con un bagaje escandaloso de 35 goles a favor y tan sólo 5 en contra.

Todo empezó con un valiente Basilea dejando "correr" al Real Madrid que cayó por 5-1 y un todavía mejor Deportivo de la Coruña queriendo llevar la manija del partido y encajando 8 goles sin necesidad alguna de que el Real Madrid forzara la máquina. Nada diferente a lo que vimos en el resto de partidos hasta el de ayer, exceptuando el único donde un rival fue sólido, el del Ludogorets búlgaro, que de haber tenido un arbitraje "normal", como mínimo hubiera empatado - un Ludogorets, que habiendo al menos empatado ese partido y empatado el de Anfield que perdió "de casualidad" en los últimos segundos, sería el gran rival del Real Madrid demostrando una vez más, el grupo tan poderoso que les tocó...-

miércoles, 22 de octubre de 2014

Barça 3-1 Ajax. Valoraciones individuales

Foto / Uefa.com

En este partido toca hacer una aclaración antes de entrar en materia. Y es que el partido de ayer no fue "bueno" en líneas generales. Debido a la clara intención de reservas fuerzas, muchos de los minutos del partido estuvieron "vacíos de contenido", con lo que la valoración individual de los jugadores en esta ocasión es algo subjetiva, ya que estuvieron condicionados por el mal partido colectivo realizado y las pocas intervenciones de mérito en ataque y en defensa.

Ter Stegen: 5

Pudo demostrar que en desplazamientos en largo tiene una calidad excepcional jugando la pelota, pero más allá de esto, no tuvo que intervenir, con lo que ni resta, ni suma. Suficiente.

Alves: 5

Fue uno de sus partidos más silenciosos. Sin ningún problema en defensa, pero también con poca presencia en ataque.

Piqué: 5

Esta vez le salva su buen trabajo con el balón, porque defensivamente volvió a cometer varios fallos de bulto que son para preocuparse. Y son para preocuparse porque no son errores de estar mal físicamente, sino de falta de concentración o de seguridad. Sea cual sea el problema emocional, ojalá Luis Enrique, o el propio Piqué por simple amor propio, consigan solucionarlos. Necesitamos al mejor Piqué. El actual no es más garantía que Mascherano ni en broma.

martes, 21 de octubre de 2014

Barça 3-1 Ajax. Objetivos cumplidos "al ralentí"

Foto / EFE

Y es que precisamente cumplir los objetivos "al ralentí" parecía uno de los objetivos, porque el Barça bajó muchísimo el nivel a partir del 2-0, manteniendo siempre eso sí, una actitud suficientemente buena como para tener el partido controlado de manera adecuada, a pesar del 2-1 conseguido por El Ghazi en los instantes finales que inquietó más por la igualdad en el marcador, que por sensaciones reales de peligro por parte del Ajax.

Barcelona 3-1 Ajax

Neymar min.7, Messi min.24 y Sandro min. 93

Visiona aquí los goles del Barça en el partido

Y fue un partido en el que los "minutos buenos", tampoco mostraron una versión espectacular del Barça. El Ajax bien posicionado con un 1-4-2-3-1, se decidió por ir a taponar lo mejor posible la zona centrocampista del Barça y lo hicieron bastante bien. Tanto, que incluso me ha generado cierto grado de preocupación de cara al partido del sábado, ya que si Rakitic e Iniesta van a ser los elegidos por Luis Enrique para las posiciones de interiores, creo que especialmente Iniesta tendrá que mejorar su actitud con y sin balón para ofrecer al equipo más y mejores opciones en lo que es prácticamente el inicio de la transición ofensiva.

lunes, 20 de octubre de 2014

Semana perfecta para comenzar a evaluar a Luis Enrique


Luis Enrique tiene como objetivos fundamentales conseguir títulos a final de temporada, y que el equipo ofrezca un nivel de juego y entrega elevado. Esta última parte de momento la está consiguiendo con bastante claridad en lo que llevamos de temporada, y la otra parte, no podemos saber si la consigue hasta que llegue el tramo final de la competición.

Sin embargo, existen otros patrones que nos pueden permitir valorar el nivel de Luis Enrique como entrenador, y es el rendimiento del Barça en los "partidos y semanas grandes". Para mí se puede perder 3-2 como en París y dar una imagen convincente en positivo, así como se puede eliminar por 4-1 al Manchester City y ofrecer una imagen igual de convincente en negativo. Y es que para mí la imagen "convincente positiva" no se trata sólo de si ganas, pierdes o empatas, sino de otros factores como los que cito a continuación:

domingo, 19 de octubre de 2014

Barcelona 3-0 Eibar. Valoraciones individuales

Foto / EFE

Bravo: 7

Pocas intervenciones para defender la portería, pero realizadas muy bien. En la primera, donde Capa termina fallando por querer tirar a puerta demasiado rápido sin haber posicionado su cuerpo adecuadamente, esa situación la genera la salida de Bravo que está muchísimo más atento que Piqué, responsable principal de la ocasión. Posteriormente achica espacios perfectamente en la portería salvando otra gran ocasión del Eibar. Muy bien además jugando con los pies. Concentrado.

Alves: 7

Sumó una nueva asistencia de gol, que podrían ser dos si Irureta no hubiera realizado una fantástica intervención ante Messi en la primera mitad. Estuvo muy activo en ataque, y sólo hecho de menos que deje de abusar de determinadas acciones con Messi, que son demasiado previsibles y arriesgadas. Sobre los 25-30 minutos de la primera parte, esas acciones provocaron pérdidas de posesiones que acabaron rompiendo el buen ritmo que llevábamos, ya que cuando pierdes la posesión también pierdes continuidad en el juego y eso es un favor para el rival. Hay que jugar fácil.

Piqué: 0

Las dos claras ocasiones del Eibar fueron responsabilidad suya en más de un 70%. Falta de concentración exagerada, saliendo tarde y mal al corte y permitiendo espacios y tiempo para correr a los delanteros. Intolerable.